En días como éste, las parrillas televisivas se inundad de dobles sesiones de cine y series para rellenar y cubrir el festivo de sus trabajadores que, de vez en cuando, tienen la puñetera manía de descansar. Y con ello, se me viene al recuerdo, con melancolía, la imagen de aquellas tardes sentado en el salón viendo la tele y en concreto esta serie: Superagente 86. ¡¡Qué categoría!! Gran parodia de 007 con Mel Brooks de por medio y humor, mucho humor.

Desgraciadamente, en nuestro país ni se ha editado en DVD ni na de na. Ya podían ponerse las pilas…