Con el mensaje de hoy, son ya cien las entradas que tiene este blog. Son cien momentos vividos con vosotros. Son cien mensajes lanzados al viento, al mar, al infinito de la red de redes.
Quien sabe, quizás esto quede aquí plasmado por siempre (¿parasiempre? No hay nada parasiempre).. Quizás dentro de 10 años, los que hemos puestos ilusión, tiempo y música a este rinconcito de la red podamos tomarnos unas cañas y reirnos de aquellos ratos que pasamos hablandoos de música.
No caerán en saco roto los cien relatos de casi cien días. Cien intentos de intimar con un desconocido que nos lee desde Dios sabe dónde. Cien ratitos de nuestras vidas compartidos contigo, amenizados con un poquito de buena (o a veces no tan buena) música.
Cien recuerdos de nuestra memoria. Cien relaciones entre la vida y la música. Entre la música y la vida. Cien suspiros convertidos a lenguaje binario, nacidos de un teclado alfanúmerico, para que cien gaviotas lo lleven hasta a ti, al otro lado del monitor.

Gracias por seguir ahí.

Duncan Dhu - Coleccion

Hoy el viento sopla más de lo normal
las olas intentando salirse del mar
el cielo es gris y tú no lo podrás cambiar
mira hacia lo lejos busca otro lugar
y cien gaviotas donde irán.

Hoy no has visto a nadie con quien derrumbar
los muros que gobiernan en esta ciudad
hoy no has visto a nadie con quien disfrutar
placeres que tan sólo tú imaginarás
y tus miradas dónde irán.

Hoy podrás beber y lamentar
que ya no volverán
sus alas a volar
cien gaviotas dónde irán.

Hoy el día ya no es como los demás
el ron y la cerveza harán que acabes mal
nena ven conmigo, déjate llevar
hoy te enseñaré dónde termina el mar
y cien gaviotas dónde irán.