Decíamos ayer que Uma Thurman es un mujerón. Es alta, altísima. Tiene una nariz … “peculiar”. En ciertos aspectos, a muchos, incluso les parecerá desgarbada. Po vale, po dacuerdo.

A este que escribe le parece una de las musas más importantes del imaginario fílmico actual. Precisamente por los que pueden ser sus defectos, que la hacen más humana (y no como la tal Jessica Alba, tan perfecta… PUAAAAAJ!).

Ahora que Nicole Kidman se me hace mayor, y encima se ha casado con el cantantucho ese, tendré que ir fijando nuevos objetivos si mi querídisima me lo permite. Y claro, Los PeterSellers lo tenían claro hace muuuuuuchos años.

Yo no digo na. Que lo digan ellos.

Los PeterSellers