Y de nuevo, esta no es la canción prevista para hoy. Estoy de un cambiante que no me aguanto… Y es que después de lo que hizo Wao ayer, tenía que darle la réplica. ¿Cómo osa atreverse a ir de mitómano por la vida estando yo en este blog? Yo que he elevado al Olimpo de los Dioses a todo tipo de figuras y figurantes. Yo que he mandado a los infiernos de Hades a esos Dioses para volver a hacerlos resurgir cual Ave Fénix…

¡¡Jamás perdonaré tamaña afrenta!! Vade retro, Alter-Nativo!!

En fin, que si nos ponemos en plan “mira que escena peliculera más chuli”, “mira que canción de esa peli que tanto me moló” y demás mariposadas, pues nos ponemos. Pero nos ponemos bien, a lo grande. Con tipos serios de verdad. Con tías güenas de verdad. Mujeronas. Y con actores de verdad. Y directores de los de verdad de la buena buena buena.

Como sois inteligentes y un poco aramisfustereros, lechones míos, ya sabeis que hablo de Uma Thurman (¡¡Diosa!!), John Travolta (¡¡Dios!!) y Quentin Tarantino (¡¡Zeus la’ostia!!). Y hablo del twist más clásico del nuevo cine contemporáneo. La música la pone Chuck Berry. El tema, You Never Can Tell. ¿La escena? MTV Movie Award de 1995 a la mejor secuencia de baile.

Confieso que he imitado hasta la saciedad el papel de Travolta en esta secuencia. Y tú también lo has hecho, por muy gallito que te pongas, querido lector. Y si no conoces la peli, ni la canción, ni nada de lo aquí comentado, me alegra darte la bienvenida al Planeta Tierra, deseando que tu viaje interestelar desde Ganímedes haya sido placentero.

Pulp Fiction

It was a teenage wedding, and the old folks wished them well
You could see that Pierre did truly love the madamoiselle
And now the young monsieur and madame have rung the chapel bell,
“C’est la vie”, say the old folks, it goes to show you never can tell

They furnished off an apartment with a two room Roebuck sale
The coolerator was crammed with TV dinners and ginger ale,
But when Pierre found work, the little money comin’ worked out well
“C’est la vie”, say the old folks, it goes to show you never can tell

They had a hi-fi phono, boy, did they let it blast
Seven hundred little records, all rock, rhythm and jazz
But when the sun went down, the rapid tempo of the music fell
“C’est la vie”, say the old folks, it goes to show you never can tell

They bought a souped-up jitney, ‘twas a cherry red ’53,
They drove it down to Orleans to celebrate the anniversary
It was there that Pierre was married to the lovely madamoiselle
“C’est la vie”, say the old folks, it goes to show you never can tell