¿Cuántas veces se te ha venido a la cabeza esa canción que sonó en aquel instante memorable? ¿En cuántas ocasiones una melodía te ha traído al recuerdo aquel día que nunca olvidarás? Aquella chica, aquel lugar, aquel amigo… Siempre hay música, canciones, que están dando forma a nuestros recuerdos, sean buenos o malos, aburridos o divertidos.

¿Pero y si lo enfocamos al revés? ¿Y si a través de una canción buscamos que un día sea de una determinada manera? Muy a menudo, cuando me despierto, se me viene a la cabeza una canción. Prácticamente a diario. Y con todas ellas, se podría componer un diario musical de todos los estilos, atrevidos, gamberros, melódicos, ñoños, bailongos y cualesquiera que existan. Porque al fin y al cabo, son sólo canciones que dan forma a nuestras vidas…